Nuestra Visión

Desarrollar el talento de nuestra gente desde una perspectiva coherente e integral. No podemos concebir el crecimiento profesional del cocinero separado del crecimiento del individuo; así como el cocinero no puede cocinar de una manera en su casa y de otra en su puesto de trabajo. No pretendemos clonar un estereotipo del cocinero que encarne un dogma, sino que fijar una meta mínima común, un estándar básico que permita compartir conocimientos, principios y valores de manera eficiente, que constituya un lenguaje común, un sistema a partir del cual pueda crecer el individuo, pero al mismo tiempo crecer la comunidad, con cada aporte personal. Todos aprendiendo de todos con humildad, sin pretender falsas modestias ni sumando díscolos egos.

Sumando dentro de nuestra organización decenas de miembros acreditados en distintas áreas del saber, unidos por la cocina como punto de encuentro, contamos con un recurso invaluable para mejorar, para innovar, aportando contenidos, soluciones, capacitación para todos; salida de nuestras propias entrañas, de mano de profesionales especializados en todos los campos, y cocineros.

Fomentar la labor de los centros de capacitación culinaria y academias, respetando su autonomía y sana diversidad, cooperando con ellas en la motivación del estudiantado, que estimule su acceso al aprendizaje continuado y al empleo de herramientas de eficacia comprobada que faciliten su incorporación al mercado laboral.

Unir voluntades, que girando aglutinadas desde un núcleo primario, crezca gravitando con la suma de estas, expandiendo la consciencia gastronómica, aterrizándola como lenguaje coloquial en cada comunidad, en cada casa, en cada fogón. Explicándonos a nosotros mismos, compartiendo sin secretos y con sencillez, nos entendemos mejor, generando la confianza y los vínculos de familia con nuestros compatriotas que nos permitirán ser sin exclusiones, UNO con nuestro país para potenciar su desarrollo y poder llevar con orgullo la noble distinción de cocineros venezolanos.